COLEGIO HOSANNA

Información de la Congregación

Historia de la Congregación

En España, allá por los años cincuenta, se estabiliza en Cuenca una Congregación fundada por AMADORA GÓMEZ ALONSO, conmovida por la miseria e indiferencia de la humanidad en los años de la posguerra, y ansiosa de hacer manifestar el fuego ardoroso y devorador del Amor del Corazón de Jesús, que se consume en ansias de abrasar con CARIDAD a toda la tierra. 

Insertas en pleno mundo en pequeñas comunidades ambulantes, según proyecto de la Fundadora, las Celadoras del Reinado del Corazón de Jesús, extienden su Reino en todo tipo de misión con fuerza y ardor, tratando de vivir con su testimonio, al servicio humilde de todas las personas que se ponen en su contacto y compartiendo la vida y trabajo de los más desfavorecidos, como regla absoluta.

 

"La Congregación ha sido inspirada en un principio para conocer y atender aquellas almas que no tienen medios económicos".

Pensamientos de La Fundadora

 

"Nuestra labor apostólica se fundamenta... en vivir la consagración personal al Corazón de Jesús y difundirla. Ella nos conduce... a la atención y formación espiritual, cultural y social de las personas que se pongan en contacto con nosotras, en especial las más pobres. Usamos para ello la catequesis, la enseñanza, residencias... etc."

Constituciones núm. 66

 

"Nuestra acción evangelizadora abierta a la Iglesia Universal, se realiza en el ámbito de la Iglesia local, a cuyos planes de pastoral, aportamos fraternalmente lo específico de nuestro Carisma apostólico."

Constituciones núm. 74

 

"¡Fúndanse en el Amor! ¡Adelante! ¡El Reino! ¡Adelante!"

Pensamientos de La Fundadora

Carisma de la Congregación

Nuestro Carisma se cifra en extender el mensaje de amor del Corazón de Jesús a todo el mundo, con toda clase de medios a nuestro alcance. La misión nuestra es darlo a conocer a todos los hombres, especialmente a los más pobres y a los más necesitados.

En nuestras Constituciones, en el punto cuarto, se recoge cuál es nuestro trabajo. Esta referencia dice así: "La Celadora tiene como destinatarios de su misión a todos los seres humanos sin distinción y el escenario de su apostolado es todo el mundo, con preferencia en aquellas zonas y grupos humanos más necesitados: aldeas, pueblos, suburbios y países no evangelizados donde la ayuda humanitaria y la presencia del sacerdote y de otros evangelizadores no llega o apenas llega".

Nuestra acción evangelizadora está abierta a la Iglesia universal. Estamos presentes actualmente en España, en el Perú, en México y muy próximamente en Polonia, ya que, si Dios quiere, nos instalaremos muy pronto en este país para seguir extendiendo el mensaje del Reino de Cristo.